Influencia que tienen los anestésicos locales con vasoconstrictor y sin vasoconstrictor en los niveles de la presión arterial pos aplicación en la clínica odontológica de la Universidad del Magdalena

Fecha de Publicación
2016
Título de la revista
Revista ISSN
Título del volumen
Editor(es)
Universidad del Magdalena
Resumen

La práctica odontológica siempre ha tenido gran preocupación por el control del dolor. Los tratamientos odontológicos en los últimos años han evidenciado gran evolución debido al uso de los anestésicos locales con vasoconstrictores, generando confort en el paciente y mejorando de forma satisfactoria la realización de procedimientos tales como la operatoria dental, exodoncia, tratamientos endodónticos, tratamientos periodontales y tratamientos rehabilitadores. En la actualidad el éxito de los procedimientos odontológico se basa en la calidad de los materiales utilizados y en el mejoramiento de técnicas y procedimientos. La colocación de los anestésicos locales genera en los tratamientos una mejor atención al paciente. Los efectos se pueden producir en el sitio de infiltración o a nivel general por los cual se debe tener especial precaución en pacientes con alteraciones cardiovasculares, ya que durante el tratamiento local se puede producir una elevación de la presión arterial del paciente. En un estudio realizado sobre los anestésicos locales en Odontología en el 2007, Tima Péndola argumenta que el uso de anestésicos locales en los procedimientos odontológicos genera riesgos en el paciente porque al infiltrarlos se realiza un procedimiento invasivo que “puede llevar a reacciones de hipersensibilidad, toxicidad e infecciones” las cuales se pueden evitar conociendo la etiología de cada anestésico. Sin embargo, Núñez Martínez, Alfaro Moctezuma, Cenoz Urbina, Osorno Escareño, & Méndez Aquino (2011), afirman que los anestésicos locales son los “fármacos más seguros para el manejo y control del dolor”. Por tal motivo, se hace necesario el conocimiento de las condiciones del estado general del paciente, en especial la presión arterial. En la práctica odontológica los valores de la presión arterial se pueden alterar, a causa de diferentes factores de riesgo tales como estrés, alcoholismo, tabaquismo, consumo de medicamentos y sedentarismo, entre otros agentes que pueden causar su aumento o disminución, constituyendo en su conjunto un riesgo para la vida del paciente sino existe su adecuada atención ante la práctica odontológica. Dependiendo del caso y de los antecedentes del paciente se debe establecer el monitoreo de la presión arterial, en caso en el que se le realicen tratamientos odontológicos como: cirugía bucal (exodoncia), tratamientos restaurativos, colocación de implantes y cirugía periodontal.

Descripción
Este recurso de información aparece en las siguientes colecciones
Tipo de Acceso
Restringido