Propuesta con enfoque sistémico y criterio de sostenibilidad para el manejo integrado del cultivo de la yuca (manihot esculenta crantz) en el municipio de Pivijay departamento del Magalena, Colombia.

Fecha de Publicación
2002
Director(es)
Título de la revista
Revista ISSN
Título del volumen
Editor(es)
Universidad del Magdalena
Resumen

La investigación agrícola generalmente dirige a estudiar uno o varios casos específicos que se relacionan con el sistema de producción de diferentes especies de cultivo. Los resultados de tales investigaciones pocas veces se integran a un paquete lógico de producción. Recientemente las investigaciones se han orientado hacia el estudio de cultivos específicos no por disciplinas, logrando que sea posible la integración de equipos de científicos estudiando un cultivo dado, lo cual nos parece más razonable; estos pueden desarrollar un concepto integral sobre el cultivo y sus problemas, lo cual conlleva a resultados más aplicados. Son varias las razones que soportan la necesidad de llevar a cabo un manejo integrado en el cultivo de yuca (Manihot esculenta crantz), como requisito indispensable para la estabilización en los rendimientos con producciones satisfactorias. Dentro de las cuales podemos citar las siguientes: La yuca es un cultivo perenne, con indeterminada madurez biológica (CIAT, 1976). consecuentemente, un problema biótico establecido en una región dada puede perpetuarse. El ciclo vegetativo del cultivo es considerablemente largo (entre 8 a 24 meses según variedad o ecosistema). En un mismo ciclo la planta sufre presiones climáticas (sequías, bajas o altas temperaturas etc), edáficas (deficiencia o toxicidades nutricionales, etc) y ataques de patógenos, insectos y ácaros. Estas presiones varían en intensidad y magnitud entre un ciclo a otro, lo cual generalmente depende de las condiciones ecológicas imperantes en cada ciclo del cultivo y de que exista material genético susceptible. La yuca se propaga comercialmente en forma vegetativa a, sembrando estacas de tallos lignificados. La calidad del material de siembra, determinada por las presiones climáticas y edáficas, y el ataque de plagas; además de la tolerancia de los genotipos, influye sobre el éxito del cultivo en cada ciclo. Además, la diseminación de enfermedades y plagas, por el uso de material de siembra infectado y/o infestado es mucho más probable que en cultivos comerciales propagados por semilla botánica, sobre todo entre distintos ecosistemas ( CIAT1976). La yuca está formada de clones domesticados que por milenios han sido seleccionados por poseer características deseables de cada ecosistema, sobre todo por su resistencia a los factores negativos a la producción existente en un ecosistema especifico Varios clones de yuca se siembran durante todo el año en algunos ecosistemas y durante periodos largos, en otros consecuentemente es común que exista en la mayoría de los ecosistemas tejidos de diferentes clones a diferentes edades y susceptibles a agentes abióticos durante varios meses o todo el año. La ausencia de epifitotias en los cultivos tradicionales o a presencia de problemas bióticos a niveles de poca o ninguna importancia económica es debida al equilibrio biológico existente en los ecosistemas, el cual en lo posible debe mantenerse. El ciclo genético de la yuca es largo (tres años generalmente), dificultando un poco el mejoramiento varietal a problemas específicos e induce a que se prefiera el mejoramiento genético con caracteres estables. Los cultivadores de yuca necesitan producir su propio material de siembra para evitar problemas sanitarios, agronómicos y económicos, debido a: La baja rata de multiplicación del cultivo (5-10 estacas/plantas). La gran fragilidad de las estacas y su sensibilidad al almacenamiento tradicional (Las yemas pierden cerca del 40 % de su germinación después de solo 2 semanas de almacenamiento). Su dificultad para empacar y transportar por su peso y volumen ya que las 10.000 estacas que se necesitan para sembrar 1 ha, pesan aproximadamente 1 t y tienen un volúmen de 2 m3. Los yugueros en su mayoría son cultivadores tradicionales, de bajo poder adquisitivo y cultural. Por lo tanto, los problemas del cultivo deben solucionarse con simplicidad pero con eficiencia, sólo posible mediante la integración de todas las alternativas culturales adecuadas, el equilibrio biológico y la siembra de genotipos apropiados por el ecosistema.

Descripción
Este recurso de información aparece en las siguientes colecciones
Tipo de Acceso
Restringido