Determinación del material particulado de fracción respirable generado en la emisión vehícular en caliente en Santa Marta

Fecha de Publicación
2015
Título de la revista
Revista ISSN
Título del volumen
Editor(es)
Universidad Del Magdalena
Resumen

Las emisiones debidas a tráfico vehicular son conocidas por su alta contribución a la concentración total de material partículado (PM) en zonas urbanas. Tradicionalmente la forma de determinar las mismas es empleando modelos de emisión. Los modelos de emisión para fuentes móviles son programas informáticos con metodologías integradas para calcular las emisiones de cada tipo de fuente. Cada una de estas metodologías requiere la introducción de los datos y parámetros específicos, como, el flujo y tipos de vehículos que circulan por una carretera, el consumo de combustible, entre otros. Durante los últimos años, numerosos investigadores han dirigido sus esfuerzos hacia el estudio de las emisiones de fuentes móviles en determinadas áreas. Entre estos se destacan los trabajos de Jourmard (1989) que se centró en el estudio de los factores más relevantes para cuantificar las emisiones del tráfico por carretera. Zavala et al. (2012) emplearon el modelo MOVES2010a para calcular los factores de emisión (FE) del parque vehicular mexicano, para finalmente comparar sus resultados con las estimaciones del Inventario Nacional de Emisiones de México (INEM) de 2005. Sturm et al. (1997) describen tres diferentes métodos para desarrollar inventarios de emisiones de fuentes móviles. Zachariadis and Samaras (1997) compararon los resultados de cuatro modelos usados para calcular la emisión de fuentes móviles, encontrando que los resultados de estos concuerdan entre sí. Shearn et al. (1996) hace un inventario de 22 herramientas disponibles para determinar la emisión de fuentes móviles. Algers et al. (1998) realiza una revisión de 58 aplicaciones de modelos de fuentes móviles en Europa, USA, Canadá, Australia y Japón. Un modelo de emisiones de fuentes móviles es desarrollado en dos pasos. El primero de estos requiere la implementación de los FE los cuales representan la emisión de una determinada actividad. Los FE son determinados bajo condiciones controladas de laboratorio o a escala real, Reynolds and Broderick (2000). El segundo paso requiere la estimación del flujo vehicular, que generalmente se desarrolla mediante conteo (Cardelino, 1998) o con la ayuda de modelos de tráfico vehicular (Algers et al., 1998). Una vez desarrollados estos dos pasos previos, los modelos de emisión pueden estimar o predecir la cantidad liberada de dióxido de sulfuro (SO2), Óxidos de nitrógeno (NOx), monóxido de carbono (CO), compuestos orgánicos volátiles (VOC), material partículado (MP) con diámetros aerodinámico menor a 10 μm (PM10), 1,3-butadieno (C4H6) and benzeno (C6H6), entre otros.

Descripción
Este recurso de información aparece en las siguientes colecciones
Tipo de Acceso
Restringido