Informe final de prácticas profesionales IROTAMA RESORT

Fecha de Publicación
2019
Director(es)
Título de la revista
Revista ISSN
Título del volumen
Editor(es)
Universidad del Magdalena
Resumen

Irotama resort consiste en un complejo hotelero de 23 hectáreas y un kilómetro de playa de arena blanca y suave. Está ubicado en la costa Caribe Colombiana con la Sierra Nevada de Santa Marta a sus espaldas, el cual es el sistema montañoso litoral más alto del mundo pues, en solo 42 kilómetros, se va desde los 0 a 5.775 metros sobre el nivel del mar. Irotama queda a muy pocos kilómetros de la ciudad de Santa Marta, del balneario El Rodadero y a dos kilómetros del Aeropuerto local. Solo un visionario como Don Héctor Díaz Beltrán, nacido en el año 1922 de la región del Carare Santander, pionero y precursor de este maravilloso lugar que “nació del amor” como así mismo lo dijo. Fue así como su autor pudo ver más allá y reconocer que la zona semidesértica de pozos colorados era mucho más que Cactus y Trupillos. Y comenzó de la nada a arar en este desierto donde no había agua ni acueducto, sin ningún recurso y solo con su trabajo empezó a dragarlos e hizo un canal para encauzar las aguas hacia un lago que todavía existe y se llama “lago de las Iguanas”. Enamorado Don Héctor del Caribe Colombiano y confiando en que la ciudad de Santa Marta tenia potencial para ser un gran polo de desarrollo, empezó a luchar a brazo partido para salir adelante y para dar a conocer el primer Resort del Caribe Colombiano; construido paso a paso, ya que cada vez que sus finanzas se lo permitían construía 2 o 3 Bungalows adicionales, y tiempo más tarde se fue incrementando su número hasta que el año 1963 empezó a funcionar el lugar con 12 cabañas y un pequeño edificio de dos plantas donde funcionaban la recepción y un restaurante, de inmediato comenzaron a llegar huéspedes de diversas regiones del país y también numerosos extranjeros (bajo la dirección de Don Héctor, y siempre con la ayuda de Doña Anita, su esposa), Irotama fue progresando hasta llegar a ser no solo el primero, sino el mejor Resort de la ciudad y del Caribe Colombiano. Pero este solo era el inicio del crecimiento activo de este lustroso lugar, para cuando se aproximaba la década de los 70 el Hotel contaba con un total interesante de 64 habitaciones, construyo además un restaurante en la playa, el Cocos Bar, que se convirtió en un gran atractivo. A mediados de los 80 y gracias a la demanda, decidió construir unas cabañas más grandes con techo de paja. Las llamo Suite Bohíos a lo que tenia, con nuevas atracciones: un gimnasio, un spa y un nuevo y atractivo restaurante, La Barra Viva, que tiene una captación de agua directa al mar, llega por un sistema hidráulico donde se usa la gravedad, llega a unas cascadas en la mitad del restaurante y de ahí pasa por unos acuarios. En ellos como reza el lema del restaurante “del acuario a su mesa”, los huéspedes pueden elegir la langosta o el pargo que desean que les preparen. A finales del mismo año comenzaron a ver que las temporadas bajas eran muy duras y como ya desde hacía un tiempo se atendían eventos, se construye un centro de convenciones, no tan grande como el que hicieron en Santa Marta, pero con una buena capacidad: 600 personas y ocho salas de comisiones. El crecimiento no se detuvo. En 1993, cuando sumaban 158 habitaciones, se inauguró la gran piscina con cascada, el hito más importante en el renglón recreativo, que incluyó además un restaurante buffet y un bar. “fue entonces cuando decidimos innovar y probamos por primera vez el tiempo compartido, con base en puntos, a través del Irotama Internacional Club”, explica Héctor Díaz. Una decisión que les permitió ver que el tema inmobiliario podría ser un gran complemento para el negocio hotelero. Así nació en 1998 Irotama XXI, el primer aparta hotel, una torre con 64 suites y apartamentos en los que se incluyó a un importante grupo de inversionistas que adquirieron sus propiedades y que el hotel se encarga de operar y administrar. El resultado no se hizo esperar. El éxito que tuvo esta torre los llevó a la construcción de otra, Irotama del Sol, que inauguraron en el año 2008. Son 27.500 metros cuadrados que se levantan en un edificio de 15 pisos con suites y varios Penthouse con piscina y jacuzzi, piscinas comunales, restaurantes, bares, boutiques, zonas húmedas, tres pisos de parqueaderos y mini mercado. En el año 2008 también se prevén otros proyectos como la creación de una fundación, con planes de becas que garantizaran microempresas. Detrás de esto un año más tarde el hotel ganó el colombiano ejemplar en la categoría Turismo como institución. En ese mismo año se inicia la construcción del Irotama del Mar, la tercera torre que para ese momento ya estaba prácticamente vendida. Finalmente se inaugura y se abre la torre en el año 2011; el crecimiento de este balneario que incluye marina, canchas de golf, agencia de viajes y canchas deportivas no solo se ha hecho de manera ordenada sino con responsabilidad social y conciencia ambiental. “somos un hotel ecológico y no uno de los pocos, sino el único, que genera su propia energía a gas. Tenemos plantas de tratamiento de agua potable, de aguas residuales, manejo de basuras, plan de reciclaje y una cultura sostenible”, señalo Héctor Mario Díaz. Cuando el hotel atravesaba por sus mejores momentos recientemente en el año 2016 llega el momento por el cual atravesamos en la vida, momento en el que una vida parte de este mundo, tratándose de hacedor de este Hotel Don Héctor Díaz, momento en el que difícilmente la familia tuvo que despedir al Señor Héctor Díaz; quien dejo e hizo de Irotama un edén en el Caribe Colombiano, y dejando a su hijo Héctor Mario Díaz la gran herencia, de mas que las instalaciones y el hotel en sí, la idea de emprendimiento, lucha, y entrega. Héctor Mario, sigue manteniendo viva la idea de crecimiento y expansión del hotel, tanto que el año 2018 se conoce la más reciente construcción, Irotama reservado. Para este mismo año el hotel en manos del Señor Héctor Mario Díaz, toma nuevos horizontes, cuando el hotel cumple sus 55 años de trayectoria hotelera decide abrirse al mundo de la mano de la compañía Karisma Hotels & Resort; alianza formalmente realizada el pasado 01 de Noviembre; para la que el hotel invirtió 20 millones de dólares en la construcción de una nueva torre que le permitirá alcanzar una capacidad de 600 habitaciones en Santa Marta. Dicha torre, que será abierta al público en el primer semestre de 2019, enfocada como un Resort familiar y corporativo; contara con un total de 192 habitaciones; además de esto un salón de convenciones para 350 personas, spa, piscina, gimnasio, sala VIP, tendrá oferta gastronómica, un área de shows y espectáculos en la playa, nuevos bares y un parque acuático. La meta de ocupación inicial es de un 65% para después llegar a un 80%. Y con ella Irotama contara con 1.000 empleados.

Descripción
Este recurso de información aparece en las siguientes colecciones
Tipo de Acceso
Restringido