Demanda, oferta y comercialización de la carne caprina en el Municipio De Santa Marta

Fecha de Publicación
1990
Título de la revista
Revista ISSN
Título del volumen
Editor(es)
Universidad del Magdalena
Resumen

En el municipio de Santa marta se encuestaron doce capricultores que en su totalidad poseen más de diez cabezas, que ascienden a 395 animales, de los cuales más del 50% de éstos poseen en sus explotaciones razas criollas quienes se adaptan más fácilmente al medio, además de utilizar sistemas de explotación extensivo y un inadecuado suministro de alimentación. A pesar de mirarse la capricultura a nivel nacional, como una actividad con un futuro primisorio, y convertirse en un renglón importante en el contexto de la Economía Nacional, en el municipio de Santa Marta la capricultura no presenta un despliegue por la falta de apoyo de las instituciones ligadas al fomento y desarrollo caprino, ya que estos organismos no cumplen con el plan de trabajo asignado a cada uno como es el de dictar cursos de capacitación a los capricultores en cuanto a manejo del hatz, suminstro de alimentación, etc. y concientizarlos de la importancia que tiene el cambiar los actuales sistemas de explotación existentes (forma extensiva). Es tal el abandono hacia esta actividad que eI Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) desconoce el número de explotaciones existentes y de la misma manera el número de cabezas que posee cada una y por ende el total de cabezas existentes en el municipio, donde este organismo encargado de la sanidad caprina debería tener registrado el número de explotaciones que se dedican a la cría de caprinos para poder adelantar los programas de vacunación y controlar las enfermedades que atacan a estos animales. Pero la falta de apoyo, mal manejo del hato, inadecuado suministro de alimentación y los sistemas de explotación imperante inciden en el ciclo de producción y rendimiento de los animales y hacen que la oferta en el mercado sea reducida y no se ajuste a la demanda, es decir que no existe un equilibrio entre oferta y demanda. Esto se debe a que el número de cabezas sacrificadas en el matadero clandestino es mayor que el píe de cría. Este déficit de la oferta se cubre con animales traídos de otras zonas distintas al municipio como son los pueblos ribereños del departamento del Magdalena y del departamento de la Guajira. Este desequilibrio entre la oferta y la demanda unida a la inexistencia de un matadero oficial que permita una mejor distribución de la carne hace que se presente una inadecuada comercialización de la carne cabrina. Si además de lo anterior tenemos en cuenta que se están sacrificando un mayor número de hembras y no se observan nuevos inversionistas para esta actividad, el futuro de ésta en el municipio es incierto o tiende a desaparecer.

Descripción
Palabras clave
Este recurso de información aparece en las siguientes colecciones
Tipo de Acceso
Restringido