Historia de un conflicto territorial

Fecha de Publicación
2011
Título de la revista
Revista ISSN
Título del volumen
Editor(es)
Universidad del Magdalena
Resumen

El presente trabajo centra su mirada en analizar el discurso del Estado frente a los indígenas aruhuacos de Bunkwimake y colonos de la vereda Don Diego y cómo estos dos actores son mediados por las tensiones del discurso del Estado para obtener derecho a la posesión de la tierra en un territorio de dominio paramilitar. También explora las relaciones económicas que tienen los indígenas con los colonos, ya que estas relaciones se han convertido en un escenario crucial para entender las transformaciones que ha tenido la cuenca. La cuenca del río Don Diego fue ampliada e incorporada al territorio indígena en 1994, esta comprende una extensión de 53.808 hectáreas, de las cuales 19.200 hectáreas corresponden al área comprendida dentro de la ampliación del resguardo Kogui-malayo Arhuaco, llevada a cabo en 1994 por el gobierno de Cesar Gaviria. Esta área incluye las tierras entre el pie de monte de la Sierra Nevada y el litoral en el mar Caribe, entre el río Don Diego y el río Palomino, límite con el departamento de La Guajira. Está densamente poblada por colonos dedicados a las labores agropecuarias, con fincas con extensiones entre tres y trece hectáreas, lo cual es también de calcular que son mínimo 1.200 propietarios (Incoder, 2003). Por lo que se puede percibir a simple vista que la adjudicación de tierras a los indígenas presupone un conflicto con esos tenedores privados de la tierra en esa área, quienes en mayo de 1994 se acostaron con sus fincas en zonas de propiedad privada y se levantaron al otro día con sus fincas en un territorio indígena, bajo régimen de resguardo.

Descripción
Este recurso de información aparece en las siguientes colecciones
Tipo de Acceso
Restringido